jueves, 21 de julio de 2011

We are the Harry Potter generation.

El 15 de julio se cerró una importante etapa en mi vida. Se acabarondiez años de mi vida, así, de golpe, me sentí vacío cuando salí del cine después de ver Harry Potter y las Reliquias de la Muerte parte 2. Hay mucha gente que no me entiende, pero me da igual, soy un potterhead y estoy muy orgulloso de ello. Porque yo crecí con los libros, crecí con las películas, crecí con Harry, Ron y Hermione y también con Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson. Significan mucho para mí e influyeron en mi vida, con ellos aprendí que por muy difíciles que se pongan las cosas siempre se puede hayar la solución, que el amor y la amistad pueden con todo en el mundo, que por mucha oscuridad que haya siempre habrá ese minúsculo punto de luz al que agarrarte para poder combatirla y salir adelante, que nunca estás solo, siempre hay gente ahí para brindarte su ayuda, su confianza. Todos hemos  llorado con la historia del Príncipe Mestizo y reído con Luna, Hagrid, Fred y George, todos hemos sentido la pérdida de algunos de sus protgonistas como Dobby, Tonks, Lupin y el propio Fred. Pero como yo hay millones de personas en el mundo que le debemos mucho, muchísimo a Joanne Rowling, la creadora de todo, ella es nuestra infancia, gracias a ella podemos refugiarnos en el mundo mágico de Harry Potter y perdernos en él, sentir que somos magos, soñar que podemos conjurar un patronus con una rama de un árbol o entrar en algún sitio donde las luces se encienden solas y susurrar un "lumos". Gracias a ella he pasado unos diez años increíbles y nunca, nunca jamás podré olvidar todo lo que me ha enseñado y todo lo que me ha hecho soñar. Ahora me siento vacío, no sé como explicarlo porque cuando estaba en el cine viendo el epílogo sentí que Harry, Ron, Hermione y Ginny al despedirse de sus hijos en el Andén 9¾,  también se estaban despidiendo de mí a su manera, pero una cosa es cierta (como bien dijo J K Rowling) las historias que más queremos van a vivir siempre en nuestros corazones, y la historia de Harry Potter siempre va a vivir conmigo, aunque no haya recibido la carta sé que Hogwarts va a estar ahí esperándome cada vez que me sumerga en los libros, para darme la bienvenida a casa. ϟ